Ensayos de Antropología a través del Programa de Grandes Libros (2021-2022)

Durante este curso, en las clases de Antropología del Programa de Grandes Libros de la Universidad de Navarra, desarrollamos una gran cantidad temas, a través de lecturas fascinantes. El intercambio de ideas, en un dialogo fructífero, dio como resultado final unos ensayos de los cuales presento algunos de los más interesantes.

Las conversaciones en clase dieron para tratar cuestiones tan variadas que, al final de la materia, Pablo nos explicó de un modo original y consistente, cómo evolucionan los sueños a través de las diversas etapas de la vida. Clara, por otro lado, nos ofreció, desde su propia experiencia vital, una ingeniosa interpretación de la vida humana a través de la actividad artística. Otros trabajos se enfocaron desde la perspectiva de los estudios profesionales del autor, como en el ensayo de Soledad, que nos habla, con gran lucidez y lógica, sobre cómo la educación forma radicalmente al hombre; o el trabajo de Paula, que con iluminadoras explicaciones psicológicas, nos traslada al ámbito del «Yo» y su aceptación.

Los deseos de profundización metafísica, dentro de la antropología y de la ética, no se hicieron esperar. Frente a las preguntas elementales de la vida, como qué son la bondad, la maldad, la felicidad, o la finalidad en la propia existencia, Martina nos regala una excelente metáfora explicada, que ilumina diversos conceptos antropológicos, para hablarnos sobre el bien, el mal y la conducta humana. La senda de estos temas fue seguida por María Patricia que, desde una perspectiva ética, nos ofrece, con audacia, una respuesta a la pregunta «¿vale la pena ser bueno?», y una clara exposición sobre el rol del bien en nuestros esfuerzos por alcanzar la felicidad. Junto a ellas, Carmen nos introduce con acierto en la importancia de comprender los modos del amor como necesidad y donación, para así aspirar a un sentido pleno de la vida.

Finalmente, la tarea de entender la moralidad humana estuvo también presente en los ensayos de este curso. Así, mientras Hugo nos advierte con determinación sobre la licitud o ilicitud de nuestras ambiciones, Francisco profundiza sin temor, y con rigor, en los sentidos humanos del dolor y la culpa. Finalmente, Juan nos expone, desde una teoría elaborada y precisa, sobre los mecanismos que explican la degradación moral del hombre, y que lo pueden convertir en un «monstruo».

No sería justo decir que toda la asignatura se redujo a estos ensayos. En el tintero de estas líneas ha quedado el trabajo y dedicación de otras muchas personas, que con su diálogo y sus escritos contribuyeron enormemente a un ambiente intelectual del que hemos disfrutado todos.

A %d blogueros les gusta esto: